Tu seguro de coche al mejor precio

Buscamos por ti entre los mejores seguros y servicios

Hasta un 50% de Dto.
Doctor i coche
Logo Mapfre
Logo Allianz
Logo Axa
Logo Pelayo
Logo Zurich
Logo Mutua Madrilena
Logo Adeslas
Logo Sanitas
Logo Asisa
Logo Reale Seguro
Logo Cnp
Logo Caser

¿Qué opinan nuestros clientes?

9.8/10
Valoraciones estrellas Doctor i
Basado en 516 opiniones soportado por eKomi

Seguros a todo riesgo sin franquicia para tu coche

Un seguro a todo riesgo sin franquicia, conocido simplemente como seguro de coche a todo riesgo, es la modalidad de seguro más completa del mercado. Incluye todas las coberturas posibles y ofrece la máxima protección ante posibles incidencias. Existen dos tipos: sin franquicia y con franquicia. Se diferencian en que, si es con franquicia, el asegurado deberá asumir una parte del coste. En el caso de los seguros de coche a todo riesgo sin franquicia, la aseguradora se hará cargo de todo. Por este motivo también es la modalidad que tiene la prima más cara.

Si te preguntas qué cubre un seguro a todo riesgo y en qué se diferencia de uno a terceros, la respuesta es clara: una póliza a todo riesgo también cubre los daños propios. Es decir, en caso de que seas responsable de un accidente, además de los daños a terceros, también te indemnizarán por los daños que sufras tú o tu vehículo.

Si estás buscando los mejores seguros de coche a todo riesgo, el comparador de seguros Doctor i te puede ayudar. Rellena tus datos y recibe una lista de recomendaciones con las aseguradoras y precios más económicos. Así de fácil es encontrar el seguro a todo riesgo más barato.

calcula el precio del seguro

¿Qué cubre un seguro a todo riesgo sin franquicia?

Los seguros de coche a todo riesgo sin franquicia son los más completos del mercado y ofrecen la máxima protección al asegurado. Aunque las coberturas y los límites de cada una pueden variar dependiendo de la aseguradora con la que contrates la póliza, hay algunas que suelen ser comunes en todos los seguros de este tipo:

Daños propios

Además de los daños a terceros, con el seguro de coche a todo riesgo tendrás cubiertos los daños propios, tanto personales como materiales, en caso de que seas el responsable de un accidente.

Responsabilidad Civil

Es la cobertura más básica y obligatoria por ley. La aseguradora se hará cargo de los gastos que se produzcan por daños a terceros, tanto materiales como personales, cuando eres el culpable de un accidente.

Defensa jurídica

Esta cobertura de la póliza a todo riesgo incluye la defensa penal y la reclamación de daños del conductor, así como la protección en procesos administrativos o judiciales propios de un incidente en carretera.

Asesoramiento jurídico

Si tienes contratado un seguro a todo riesgo sin franquicia, la compañía aseguradora te ofrecerá asistencia jurídica en caso de que quieras recurrir a cualquier sanción o multa de tráfico que te hayan puesto.

Seguro del conductor

El seguro de coche a todo riesgo cubre la indemnización al conductor cuando este quede inválido por los daños causados en un accidente del que sea responsable. Si fallece, la indemnización la recibirán los familiares.

Asistencia en viaje

Con esta cobertura, el conductor tendrá a su disposición un servicio de asistencia en caso de que sufra una avería y no pueda continuar circulando con su vehículo. Esto incluye el traslado o incluso el alojamiento.

Incendio o explosión

En caso de que el vehículo se vea involucrado en un incendio, la aseguradora cubrirá los gastos e indemnizará al conductor. Hay que tener en cuenta que hay algunas situaciones que se excluyen de esta protección.

Cobertura de robo

El asegurado recibirá una indemnización en caso de que le roben el vehículo. Dependiendo de lo contratado, puede cubrir también el robo parcial (por ej. de accesorios) o los daños por el intento de robo.

Rotura de lunas

Cubre los gastos de reparación o sustitución de los cristales delanteros, traseros y laterales del coche del del asegurado. Esta cobertura se aplicará dependiendo de la causa de los daños en las lunas.

Retirada del carné

El asegurado recibirá un subsidio mensual para que pueda cubrir los gastos ocasionados por no poder conducir. Pueden incluirse los gastos de cursos para la recuperación de puntos o la defensa jurídica.

¿Qué factores afectan al precio de un seguro de coche a todo riesgo sin franquicia?

El precio de un seguro de coche a todo riesgo sin franquicia suele estar condicionado por los siguientes factores:

  • Modalidad contratada. Es uno de los principales elementos que influyen en el precio de la prima. Es posible contratar seguros a todo riesgo baratos, aunque todo dependerá de las coberturas contratadas. Cuanto mayor sea el nivel de protección, más elevado será el precio del seguro.
  • Perfil del conductor. También se tienen en cuenta las características del conductor, como su edad, antigüedad del carné de conducir y su historial de siniestralidad. Si el conductor acumula cierto número de partes al año, las aseguradoras pueden penalizarle, y el coste del seguro a todo riesgo sin franquicia se encarecerá.
  • Tipo de vehículo. Las aseguradoras tienen en cuenta la marca del coche, la potencia y cilindrada, así como su antigüedad, a la hora de establecer el precio final. Ten en cuenta que el valor del coche irá disminuyendo con el tiempo y la indemnización de la aseguradora será inferior al valor que tenía el vehículo recién comprado. Es por eso que cuando te sale rentable pagar la prima de un seguro a todo riesgo es en los dos primeros años.
calcula tu seguro

¿Para quién está recomendado un seguro a todo riesgo?

Los seguros a todo riesgo ofrecen la máxima cobertura posible, pero no son necesarios para todos los vehículos. Hay algunos que con otro tipo de pólizas más básicas tienen suficiente. Entonces, ¿cómo saber si te conviene este tipo de seguro? Te mostramos algunos de los puntos claves que puedes tener en cuenta:

En primer lugar, fíjate en la antigüedad del coche. Los seguros de coche a todo riesgo son recomendables para los coches nuevos. Esto es así porque el asegurado podrá recibir el valor de nuevo, que es lo que le costó en el momento de comprarlo. Así se garantiza la protección ante cualquier situación, desde un simple golpe o arañazo hasta su pérdida total. A partir del segundo o tercer año no se recomienda puesto que las aseguradoras pagarán al asegurado el valor venal del vehículo, es decir, lo que costaría el coche si se pusiera a la venta en ese mismo momento.

Por otro lado, los seguros a todo riesgo sin franquicia son la opción ideal para quienes tienen coches de alta gama, puesto que necesitarán una póliza con las máximas coberturas posibles que protejan al vehículo.

Además del tipo de vehículo, también puedes fijarte en tu perfil como conductor. Si cuentas con un historial de siniestros limpio, el precio del seguro a todo riesgo te saldrá más económico. Si cumples estas condiciones, opta por esta modalidad de seguro.

compara seguros de coche

Calcula aquí tu seguro de coche

Preguntas frecuentes sobre los seguros de coche a todo riesgo sin franquicia

¿Qué tipos de seguros de coches a todo riesgo existen?

Existen dos tipos de seguros de coche a todo riesgo: con franquicia o sin franquicia. La diferencia es que, si contratas un a todo riesgo sin franquicia, la aseguradora se hará cargo de todos los gastos. Por este motivo, la prima de esta modalidad será más cara.

¿Cuándo me conviene contratar un seguro de coche a todo riesgo?

Al contratar un seguro a todo riesgo valora aspectos como la antigüedad y el estado general del vehículo, tu siniestralidad como conductor y las coberturas que necesitas. Te conviene, por ejemplo, si tienes un coche nuevo, de alta gama y quieres la máxima protección.

¿Qué ventajas tiene contratar un seguro a todo riesgo sin franquicia?

Una de las principales ventajas de los seguros a todo riesgo es que el asegurado dispone de la máxima protección frente a los diversos imprevistos que puedan surgir. Solo tendrás que pagar la prima anual, sin abonar ningún importe extra en la reparación de los daños.

¿Puedo contratar un seguro a todo riesgo con cualquier coche?

Sí, puedes contratarlo independientemente del coche que tengas, siempre que esté en buen estado y hayas pasado la ITV. Ahora bien, este tipo de pólizas a todo riesgo se recomiendan para vehículos con una antigüedad inferior a dos años o de alta gama.

¿Un seguro a todo riesgo cubre daños propios?

Sí, un seguro de coche a todo riesgo cubre los daños a terceros y los daños propios que se produzcan en un accidente cuando el asegurado sea el responsable del mismo. Consulta las exclusiones y límites de tu póliza para saber qué es lo que tienes cubierto exactamente.

Chat médico, legal y veterinario Chat médico, legal y veterinario
Chatea con especialistas las 24h

Chat médico, legal y veterinario

¡Servicio exclusivo para
nuestros clientes!

¿No eres cliente? Descubre nuestra versión GRATIS