coche de sustitución

Cobertura del coche de sustitución en los seguros

/  —  por Equipo Doctor i

El coche de sustitución es una garantía muy a tener en cuenta a la hora de contratar tu seguro de automóviles, ya que es la que te permite disponer de otro vehículo mientras no puedas hacer uso del tuyo propio. Resulta en este sentido indispensable cuando tu coche sea tu herramienta de trabajo, cuando debas usarlo a diario y no encuentres alternativas en el transporte público, o cuando viajes a menudo con él.

La cobertura del coche de sustitución suele ser habitual en la mayoría de los seguros de coche. No obstante, no acostumbra a ser considerada cobertura básica de la póliza, por lo que normalmente no está incluida en los seguros a terceros más básicos. Lo habitual es encontrarla en las pólizas más completas, como la del seguro a todo riesgo, o contratarla como cobertura adicional.

¿Qué es la cobertura del coche de sustitución y en qué casos opera?

La cobertura del coche de sustitución es la que obliga a la entidad aseguradora a proporcionarte un coche mientras el tuyo no lo tengas disponible. Opera fundamentalmente en dos casos:

  • 1. Cuando tu coche ha sufrido un accidente y ha de permanecer en el taller para ser reparado.
  • 2. Cuando te han robado el coche.

Algunas compañías amplían también la cobertura a aquellos supuestos en que el vehículo asegurado haya sufrido una avería importante que le obligue a permanecer inmovilizado durante un cierto tiempo.

Para que la compañía te ceda el coche de sustitución, debe antes cerciorarse de que, en efecto, no dispones del tuyo. En caso de accidente será suficiente con que aportes el resguardo de entrega de tu coche en el taller de reparación. En el supuesto de que te lo hayan robado, es preciso presentar a la aseguradora una copia de la denuncia.

Condiciones de la cobertura del coche de sustitución

Es fundamental que tengas presente que cada compañía engloba en sus seguros la cobertura del coche de sustitución siguiendo sus propios criterios y condiciones. Lo normal es que se fije para unos supuestos concretos un periodo de tiempo determinado en función del tipo de siniestro y un número máximo de veces por anualidad. De ahí la gran importancia de leer al detalle las condiciones de la póliza y comparar seguros antes de firmar nada al respecto.

De cualquier modo, la duración del servicio, lejos de ser ilimitada, suele estar circunscrita a un plazo máximo de tiempo. En las reparaciones por siniestro o avería, este plazo rara vez supera los 15 días, mientras que tratándose de robo, la gran mayoría de las aseguradoras ofrecen el coche de sustitución por un periodo máximo de un mes.

Otras consideraciones a valorar en la cobertura de coche de sustitución

Además de las ya mencionadas, es interesante que conozcas las siguientes consideraciones a la hora de contratar la cobertura del coche de sustitución:

  • Son pocas las compañías que ofrecen un coche de sustitución si llevas el tuyo al taller simplemente por una avería leve o por daños estéticos. Es algo que deberás especificar al firmar la póliza.
  • Salvo que así se concrete en la póliza, la aseguradora no está obligada a ofrecerte un coche de sustitución que sea similar al tuyo.
  • Algunas aseguradoras pueden poner como condición para contratar esta cobertura que el tomador de la póliza tenga un mínimo de edad y de experiencia al volante. Lo frecuente es que se exija tener cumplidos los 21 años y, al menos, contar con un año de carné de conducir.
  • En algunos supuestos la compañía puede ofrecerte, en lugar del coche de sustitución, una compensación económica por los días que el tuyo deba permanecer inmovilizado. Esto sucede en aquellos casos en que la compañía no dispone puntualmente de vehículos para ofrecer.

¿Cuánto tardan las compañías en conceder el coche de sustitución?

Por regla general, las entidades aseguradoras no acostumbran a poner el coche de sustitución a disposición del asegurado inmediatamente después del accidente, robo o avería. La mayoría de las veces, el proceso tarda cierto tiempo, ya que la compañía de seguros, si ocurre un accidente o una avería, debe antes conocer los daños del vehículo y el tiempo que este deberá permanecer inmovilizado, por lo que tendrá que contactar con los encargados del taller.

Tratándose de robo, casi todas las entidades pondrán el coche de sustitución a disposición del cliente una vez tengan constancia de la denuncia. Esto puede suponer una demora de al menos 24 horas. Las aseguradoras dan, además, este margen por si el coche es localizado durante las horas siguientes a su desaparición.

Equipo Doctor i

Somos un equipo formado por especialistas en el sector de los seguros y los servicios. Con más de 10 años ayudando a nuestros clientes a ahorrar tiempo y dinero. Nuestra intención es facilitar la toma de decisiones a nuestros clientes, dándoles toda la información de forma clara, simple y transparente.