entierro o incineración

¿Puedo elegir entre entierro o incineración?

/

Los seguros de decesos están enfocados a que los familiares del asegurado fallecido no tengan que hacerse cargo de los altos costes que puede llegar a suponer la organización del sepelio. No obstante, a la hora de contratar un seguro de esta naturaleza, una de las cuestiones que, a buen seguro, te plantearás es si puedes elegir entre entierro o incineración. La respuesta a esta cuestión vendrá dada, en definitiva, por la flexibilidad que al respecto tenga la compañía aseguradora con la que contrates tu seguro de decesos, aunque lo normal es que esta sí admita dicha opción.

¿Es posible elegir entre entierro o incineración en un seguro de decesos?

La mayoría de los seguros de decesos ofrecen un extenso abanico de opciones para permitir al asegurado escoger el tipo de funeral que mejor se adapte a sus gustos y deseos. Entre tales opciones acostumbra a figurar también la de poder elegir entre entierro o incineración. No obstante, aunque esta sea la regla general, también puede haber compañías aseguradoras que no brinden dicha posibilidad. En todo caso, es importante que esta opción quede especificada de forma expresa en la póliza.

Si la opción elegida es la de entierro, suele ser frecuente que el seguro permita elegir a su vez entre nicho o sepultura, así como la lápida y el féretro. Ahora bien, has de saber que si la elección sobrepasa la suma asegurada (cantidad máxima que la compañía asumirá para los gastos del entierro), la diferencia correrá a cargo de los familiares.

En el supuesto de elegir la cremación, la compañía se ocupa de los trámites y gastos necesarios para trasladar el cadáver hasta el punto donde va a ser incinerado. Una vez realizada la cremación, las cenizas del difunto serán entregadas o depositadas según lo establecido por el asegurado o lo que al respecto decidan los familiares más allegados.

¿En qué consiste la cremación o incineración?

Se trata de una alternativa cada vez más demandada. Consiste en quemar el cadáver en un horno crematorio que utiliza para ello distintos mecanismos de alta temperatura, presión y vaporización. A través de este método, los restos del cadáver se desintegran hasta quedar convertidos en cenizas.

Este proceso ofrece bastantes ventajas, entre las que destacan las siguientes:

  • Es un procedimiento muy rápido y no conlleva importantes gastos, lo que lo convierte en una solución bastante asequible para dar el último adiós al finado.
  • El tratamiento del cadáver en este tipo de procedimiento es totalmente respetuoso con el medioambiente.
  • Las cenizas se depositan en una urna, la cual ocupa un espacio muy reducido en comparación con un féretro. Se consigue de esta forma ahorrar espacio en los cementerios.
  • En función de los deseos del difunto, los familiares pueden dar a las cenizas usos muy variados: esparcirlas en un lugar especial, guardarlas ellos mismos, usarlas como abono para plantar un árbol en memoria del fallecido, etcétera.

¿Cubren los seguros de decesos la inhumación o incineración en caso de amputaciones?

Lo normal es que los seguros de decesos cubran también el entierro o incineración en el caso de que el asegurado sufra la amputación de alguna de sus extremidades.

Este servicio acostumbran a prestarlo las compañías aseguradoras incluso cuando el asegurado se halla en el extranjero, asumiendo también en tales situaciones las gestiones y los gastos necesarios para la repatriación o traslado.

¿Puedo cambiar mi decisión inicial respecto al entierro o incineración?

Es posible que, tras haber contratado un seguro de decesos, cambie con el tiempo tu idea inicial en lo referente a preferir el entierro o la incineración. En tales escenarios, la mayoría de las compañías de seguros suelen ser flexibles y, por tanto, ofrecen a los asegurados libertad absoluta tanto para tomar la decisión inicial como para cambiarla cuando así lo prefieran.

Encontrar el seguro de decesos más ventajoso

Tanto si optas por el entierro o la incineración, a la hora de contratar un seguro de decesos deberás cerciorarte de que este cumpla con tus expectativas y deseos. Es importante por ello que lleves a cabo una comparativa exhaustiva de las condiciones que te proporciona cada compañía, de modo que elijas el producto que mejor se adapte a tus circunstancias y a las de tus allegados.

Para este cotejo lo más recomendable es utilizar un comparador de seguros de decesos como el de Doctor i, que se caracteriza por su rapidez, facilidad de uso y alta fiabilidad. En solo unos minutos obtendrás una comparativa en tiempo real de los productos ofrecidos por las diferentes aseguradoras, lo que, entre otras cuestiones, te permitirá saber si la compañía admite elegir entre entierro o incineración.