se puede cambiar el tomador del seguro de un coche

¿Se puede cambiar el tomador del seguro de un coche?

/

El tomador del seguro de un coche es la persona que lo contrata y, por tanto, quien suscribe las condiciones de la póliza. Es, además, el que está obligado a pagar la prima por las coberturas contratadas. No debe confundirse con el asegurado como conductor habitual del vehículo, por más que con frecuencia ambas figuras coincidan en la misma persona.

Surge entonces la pregunta de si se puede cambiar el tomador del seguro de un coche. La respuesta sería en principio que no, habida cuenta el carácter esencial de esta figura para la validez y antigüedad de la póliza. No obstante, la modificación del tomador del seguro es posible en unos supuestos muy específicos que te mostraremos a continuación.

Casos en los que es posible cambiar el tomador del seguro de un coche

La regla general es que no se puede modificar el tomador del seguro. Es por ello que si deseas cambiar el titular de un seguro de coche, no tendrás más remedio que cancelar la renovación de la póliza y pasar a contratar una nueva.

Existen, sin embargo, algunas excepciones a esta regla general, es decir, supuestos concretos en los que se va a permitir cambiar el tomador del seguro. Estas excepciones varían en función de que dicho tomador fuese una persona física o jurídica. Si el tomador del seguro de un coche es una persona física, solo se permitirá su cambio en el supuesto de que esta fallezca.

Si el tomador del seguro es, por el contrario, una persona jurídica, el cambio de tomador es posible únicamente en los siguientes casos:

  • Si se produce el cese de la actividad de la empresa y otra entidad la absorbe para sustituirla en dicha actividad.
  • Si la persona que consta como asegurado o conductor declarado decide adquirir la titularidad directa de la póliza, convirtiéndose de este modo en el nuevo tomador del seguro.

¿Puede el tomador del seguro de un coche ser una persona distinta de su propietario?

Lo habitual es que la persona que adquiere un coche, esto es, su propietario, sea también quien contrate el seguro vinculado al mismo, es decir, el tomador del seguro. Ahora bien, no existe disposición legal alguna que imponga de manera obligatoria dicha coincidencia entre propietario y tomador del seguro.

La única exigencia legal que tiene el propietario de un vehículo es contar con un seguro de responsabilidad civil obligatoria, cuyo objeto es cubrir los daños que se puedan ocasionar a terceros como consecuencia de un accidente o percance. Pero ninguna norma legal exige que tal seguro deba contratarlo por sí mismo el propietario. Puede ocurrir, por tanto, que sea un tercero quien contrate el seguro y, por consiguiente, se convierta en el tomador del seguro, no coincidiendo en tal caso con el propietario.

¿Cuáles son las obligaciones del tomador de un seguro de coche?

El tomador de un seguro de coche está sujeto por ley al cumplimiento de una serie de obligaciones, que en líneas generales serían las siguientes:

  • Declarar el riesgo a la entidad con la que vaya a contratar el seguro. Esta declaración deberá ser veraz, haciendo para ello constar cuantas circunstancias conozca que puedan influir en la valoración del riesgo. Si la aseguradora descubre que el tomador faltó a la verdad en esta declaración, podrá rescindir la póliza o, en caso de siniestro, no pagar la indemnización. El tomador está obligado asimismo a declarar, durante toda la vigencia del contrato, aquellos hechos o circunstancias que pudieran agravar el riesgo.
  • Pagar la prima del seguro en las condiciones estipuladas en el contrato. Se trata de la contraprestación que recibe la aseguradora por asumir el riesgo de la cobertura. Sin este pago, la póliza no es efectiva.
  • Declarar el siniestro cuando este se produzca, facilitando a la compañía toda la información posible. Esta declaración ha de hacerla en el plazo máximo de siete días desde que tenga conocimiento del siniestro. No obstante, la declaración de siniestro puede hacerla igualmente el conductor asegurado o el beneficiario.

Derechos del tomador del seguro de un coche

El tomador del seguro no solo tiene obligaciones, sino también derechos. Para empezar, tiene derecho a solicitar de la aseguradora cuanta información estime necesaria antes de firmar el contrato, en especial el alcance de las coberturas contratadas y los trámites para solicitar los servicios ofrecidos por la compañía.

Una vez firmada la póliza, el tomador está amparado también por una serie de derechos que, entre otras facultades, le permiten:

  • Ampliar o reducir las coberturas contratadas, aunque respetando siempre las correspondientes a la responsabilidad civil obligatoria legalmente exigida.
  • Cambiar al beneficiario o beneficiarios del seguro.
  • Decidir si renueva o rescinde el contrato.