puedo conducir un coche sin estar en el seguro

¿Puedo conducir un coche sin estar en el seguro?

/

Cuando adquieres un vehículo, uno de los primeros trámites que debes realizar es contratar un seguro para el mismo y fijar en la póliza qué personas figurarán como sus conductores. Ten en cuenta que en ningún caso se puede conducir sin seguro, ya que es totalmente ilegal y lleva aparejadas importantes sanciones. Además, en caso de circular sin seguro, el conductor será el único responsable de los daños que cause en un posible accidente.

Una vez asegurado el vehículo, surge no obstante la duda de si también pueden conducirlo personas que no figuren en la póliza como conductores. Este supuesto es distinto al de conducir sin seguro, pues el vehículo estaría válidamente asegurado. En todo caso y como regla general, para saber si pueden conducir un coche quienes no consten en el seguro como conductores, es necesario estar al corriente de lo que figure en cada póliza en cuestión, ya que no todas son iguales.

¿Puedo conducir un vehículo si el seguro no está a mi nombre?

Pese a que lo habitual es que un coche lo conduzca la persona o personas aseguradas, a veces puede ocurrir que de forma puntual deba conducirlo alguien que no figure en la póliza. Imagina, por ejemplo, un viaje largo donde debas turnarte al volante con otras personas. O un familiar o un amigo que te pide el coche porque el suyo lo tiene en el taller. O que tu hijo se acabe de sacar el carné y quiera conducir tu coche.

En estos y otros casos similares, la posibilidad de que este tercero goce o no de cobertura y hasta dónde llegue la misma dependerá de las características y condiciones particulares de la póliza contratada. No obstante, uno de los factores que en este particular más consideran las entidades aseguradoras es el tipo de conductor al que dejes el coche. Así, la mayor o menor permisividad de las compañías suele depender de si el conductor esporádico tiene o no la consideración de conductor de riesgo.

¿Cuáles son los conductores que las compañías de seguros consideran de riesgo?

Dos son los factores principales que determinan la consideración de conductor de riesgo por parte de las aseguradoras: la experiencia al volante y la edad. En este sentido, las compañías de seguros suelen considerar de alto riesgo a los conductores que:

  • Tienen poca antigüedad en la posesión del permiso de conducir. Se trata normalmente de conductores noveles, esto es, con menos de dos años de antigüedad en posesión del carné. No obstante, algunas aseguradoras exigen una antigüedad todavía superior.
  • Son conductores jóvenes. La edad varía en función de cada compañía, aunque lo normal es que se considere conductores jóvenes a los que tengan una edad comprendida entre los 18 y los 26 años. Hay también compañías que amplían esta edad hasta los 30.

Requisitos para conducir un coche sin estar en el seguro

Lo normal es que si dejas tu coche de manera esporádica a un conductor que no esté tipificado como de riesgo, la compañía aseguradora corra con los gastos en caso de siniestro, siempre en función del tipo de póliza que tengas contratada (a terceros, a todo riesgo, con franquicia, etcétera). Eso sí, dicho conductor esporádico ha de cumplir dos requisitos fundamentales, que son los siguientes:

  • Tener el permiso de conducir en regla.
  • No encontrarse en el momento del accidente bajo los efectos del alcohol o de las drogas.

¿Qué sucede si dejo conducir el coche a un conductor considerado de riesgo?

Si a quien cedes el volante es un conductor de riesgo, debes tener presente que la mayoría de las aseguradoras te exigirán que este se halle incluido en la póliza. De lo contrario, lo normal es que en caso de siniestro tu compañía solo se haga cargo de los daños ocasionados a terceros, pero no de los daños del propio vehículo (incluso aunque tengas contratado un seguro a todo riesgo). No obstante, algunas compañías aplican en estos casos la regla de equidad, esto es, reducir proporcionalmente la cantidad a pagar a partir de la agravación del riesgo derivada de que el coche lo conduzca alguien que no figuraba en la póliza.

Por tanto, si vas a ceder el coche a una persona menor de 26 años o que haya obtenido recientemente el carné, lo aconsejable es que antes la incluyas en la póliza. Ahora bien, debes también considerar que esto supondrá un incremento en el precio de la prima, precisamente porque las compañías sostienen que aumentan las probabilidades de sufrir un accidente. Pese a ello, si esta persona va a conducir tu coche con frecuencia, no dudes en incluirla, pues la cuantía de los daños que deberás satisfacer en caso de siniestro será seguramente mucho más alta.