seguro de vida riesgo

Seguros de vida riesgo

/

El principal objetivo de los seguros de vida riesgo es proteger a los beneficiarios elegidos por el tomador en el momento en el que este fallezca. La mecánica es muy sencilla. Si el titular del seguro muere, el beneficiario percibirá el capital asignado en el contrato.

Si el contrato finaliza antes de que tenga lugar el fallecimiento, se quedará sin validez y no se concederá ninguna indemnización.

¿Qué hay que tener en cuenta al contratar un seguro de vida riesgo?

A la hora de contratar seguros de vida riesgo, es preciso prestar atención a varias cuestiones fundamentales:

  • Duración del seguro de vida de riesgo. En los seguros de vida que ofrecemos damos la facilidad de que el contrato sea renovable de forma anual, por si lo quieres contratar solo durante un determinado tiempo y, además, te damos la opción de revisar las garantías antes de cada renovación.
  • Supuestos no cubiertos. Al formalizar este tipo de seguros, es fundamental conocer las causas de la muerte que no cubrirá el seguro: suicidio, muerte provocada por un beneficiario o la ocasionada por un acto imprudente del asegurado.
  • Situaciones cubiertas por el Consorcio de Compensación de Seguros: actos terroristas, fenómenos naturales extremos o situaciones de guerra.
  • Garantías y exenciones. Completa el formulario de la aseguradora y sé sincero al reflejar tu estado de salud para que las cláusulas del contrato sean correctas y no haya ningún problema en el futuro. Asimismo, antes de firmar el contrato, ten claro las coberturas y exclusiones de tu póliza, y pregunta cualquier duda al respecto.
  • Comparador de seguros. Las compañías suelen publicar ofertas interesantes en materia de seguros de vida riesgo online. Para obtener la mejor relación calidad/precio, te recomendamos que utilices el comparador de Doctor i. De esa forma obtendrás en un simple vistazo los precios y coberturas que mejor se adapten a tus necesidades.

¿Qué factores afectan al precio de un seguro de vida riesgo?

A continuación haremos un repaso de los condicionantes que influirán en el precio de los seguros de vida riesgo para que los consideres a la hora de formalizar tu póliza:

  • Edad del asegurado. Es uno de los factores determinantes, pues cuanta más edad tenga el asegurado, más caro será el seguro. Incluso algunas compañías pueden rehusar su contratación a personas mayores de 65 años.
  • Estado de salud. Las aseguradoras acostumbran a enviar cuestionarios de salud a los usuarios para medir y valorar el riesgo a asumir en el futuro. Tanto las personas de edad avanzada como las que padecen alguna enfermedad grave pueden ser excluidas.
  • Capital a asegurar. Cuanto mayor sea el capital asegurado, más elevada será la prima. Por esa razón, lo más conveniente es marcarse expectativas reales, teniendo presente la situación financiera del asegurado y su familia.
  • Otros factores. Profesiones peligrosas suponen un riesgo mayor, lo que se traduce en un aumento en el precio del seguro. También cobra especial relevancia el hecho de ser fumador, algo que indudablemente repercute en la salud.

¿Para quién es recomendable un seguro de vida riesgo?

Normalmente, son seguros contratados por padres o madres de familia que tienen personas a su cargo que dependen de sus ingresos. La finalidad primordial es asegurar el bienestar de los seres queridos en caso de fallecimiento.

Las personas que han concertado una hipoteca o solicitado un préstamo personal también hacen uso de este producto. De hecho, muchos bancos fijan esta condición ineludible al hipotecado. Otro grupo que suele contratar este tipo de póliza lo conforman los profesionales con trabajos de alto riesgo o los motoristas para abaratar el coste de la prima de moto. Ahora bien, no todas las aseguradoras están dispuestas a admitir a este segmento, y las que deciden aceptar, lo hacen a través de subidas importantes en el precio.