seguros de vida desgravan

¿Los seguros de vida desgravan en la renta?

/  —  por Equipo Doctor i

Más allá de los numerosos beneficios asociados a disponer de un seguro de vida, este aporta también la ventaja de permitirte desgravar en la declaración de la renta, aunque cumpliendo para ello con una serie de condiciones que te iremos mostrando a lo largo de este artículo.

Lo cierto es que los seguros de vida desgravan en el IRPF, lo que significa que, al realizar tu declaración anual de la renta, podrás deducirte una parte de la prima que hayas pagado al año por tu seguro.

Supuestos y condiciones que permiten desgravar por un seguro de vida

Las condiciones y supuestos concretos en los que los seguros de vida desgravan en la declaración de la renta serían los siguientes:

  • Cuando tu seguro de vida se halle vinculado a una hipoteca. Se trata del supuesto más común en lo que a desgravación de un seguro de vida en el IRPF se refiere. Es necesario, no obstante, que la hipoteca la hayas firmado antes del 1 de enero de 2013, pues en otro caso ya no sería desgravable.
  • Cuando se trate de un seguro de vida que hayas contratado como trabajador autónomo. Esta es la única manera que un particular tiene de desgravarse este tipo de póliza.
  • Cuando hablamos de una póliza de seguro de vida ahorro, esto es, que combine la cobertura de fallecimiento con un determinado plan de ahorro.

Particularidades de la desgravación de un seguro de vida con la hipoteca

Si has adquirido tu vivienda antes del 2013, la ley te permite desgravar hasta un 15 % de todos los gastos asociados a tu hipoteca, incluido los correspondientes a la prima del seguro de vida vinculado a esta. Eso sí, dicho porcentaje del 15 % solo podrá aplicarse sobre un máximo de 9040 euros anuales. Si los gastos totales suman más de 9040 euros, el 15 % se aplicará sobre esta última cantidad, de manera que lo máximo que podrás deducirte serán 1356 euros anuales.

No obstante, debes considerar que la desgravación de los seguros de vida vinculados a la hipoteca varía en algunas comunidades autónomas. Así, en el País Vasco se puede desgravar hasta el 18 % de los gastos sin importar la fecha de adquisición de la vivienda. Por su parte, en Navarra se amplía el plazo de adquisición hasta el 1 de enero de 2018.

Particularidades de la desgravación de un seguro de vida para autónomos

Si eres trabajador autónomo y tienes contratado un seguro de vida, podrás deducirte en tu declaración de la renta hasta un máximo de 500 euros. Esta suma es ampliable a 1500 euros en caso de padecer algún tipo de discapacidad.

Particularidades de la desgravación de un seguro de vida ahorro

Los seguros de vida de la modalidad ahorro sí son desgravables en la declaración de la renta, ya que tienen a tal efecto la misma consideración tributaria de los planes de pensiones. La deducción en estos casos será de 8000 euros como máximo o de un 30 % de los rendimientos netos derivados del trabajo y/o actividades profesionales.

¿Cómo hay que deducir el seguro de vida en la declaración del IRPF?

Para desgravarte el seguro de vida en el IRPF deberás rellenar la casilla correspondiente de tu declaración, la cual varía según el tipo de póliza que tengas:

  • Si tu seguro de vida va vinculado a una hipoteca, tendrás que rellenar la casilla 200, que es la correspondiente a “primas de seguros”.
  • Para desgravar los seguros de vida para autónomos o aquellos vinculados a planes de ahorro, la casilla a rellenar es la 35 de la declaración: “Rendimientos procedentes de seguros de vida, depósitos y contratos financieros que instrumenten Planes de Ahorro a largo plazo”.

Tipos de tributación de un seguro de vida

La clave de la fiscalidad en los seguros de vida radica en saber quién es el beneficiario. Así, en caso de que el tomador del seguro y el beneficiario de la póliza sean la misma persona, como sucede en los seguros de vida ahorro y en los supuestos de invalidez dentro de los seguros de vida riesgo, el capital recibido tendrá la consideración de renta y, como tal, deberá incluirse en la declaración del IRPF.

Por el contrario, si el beneficiario es distinto del tomador del seguro, la tributación no se realiza en el IRPF, sino en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

También conviene considerar que los porcentajes de tributación varían en función de cómo se cobre el seguro de vida, si en forma de capital o de rentas.

Equipo Doctor i

Somos un equipo formado por especialistas en el sector de los seguros y los servicios. Con más de 10 años ayudando a nuestros clientes a ahorrar tiempo y dinero. Nuestra intención es facilitar la toma de decisiones a nuestros clientes, dándoles toda la información de forma clara, simple y transparente.