qué es un seguro de decesos

¿Qué es un seguro de decesos?

/  —  por Equipo Doctor i

Cuando se produce la muerte de un ser querido, la familia más cercana debe realizar una serie de trámites, tanto a nivel personal como económico, que no resultan fáciles de asumir. Por un lado está el coste del sepelio, que es ciertamente elevado, y por otro el papeleo burocrático que conlleva el fallecimiento. Un seguro de decesos ayuda precisamente a minimizar todo lo posible el impacto de ambas cargas.

En este sentido, el seguro de decesos es aquel que, a cambio de una prima periódica, garantiza la prestación de unos determinados servicios funerarios hasta el límite de la suma asegurada.

¿Qué es la prima nivelada en el seguro de decesos?

La prima del seguro de decesos se establece en función del coste de los servicios que hayas contratado y el número de personas aseguradas. Sin embargo, en ciertas modalidades se tiene en cuenta también la edad del asegurado para el cálculo de la prima. Se distinguen a tal efecto dos tipos de primas:

  • Prima natural. Su coste va a depender tanto de la edad (la tasa aplicable se incrementa a medida que va cumpliendo años el asegurado) como del valor del servicio funerario contratado.
  • Prima nivelada. En este caso, la prima solo considera el posible aumento del valor del servicio con el paso del tiempo.

En el caso de la prima nivelada, la cuota que deberás pagar será al principio más cara, pero mucho más barata cuando la edad del asegurado supere los 65 años. En cambio, con la prima natural pagarás muy poco cuando el asegurado es joven, pero se te irá encareciendo a medida que aumentan los años. Dispones, no obstante, de una tercera opción a la hora de contratar un seguro de decesos, que es la denominada prima mixta, que actúa durante un tiempo como prima natural y a partir de cierta edad del asegurado (generalmente entre 60 y 65 años) se transforma en prima nivelada.

¿Qué pasa si no tienes seguro de decesos?

Antes que nada, decir que el seguro de decesos no tiene carácter obligatorio, por lo que el hecho de contratarlo o no está sujeto únicamente a tu exclusiva voluntad. Ahora bien, piensa que cuando una persona muere sin tener contratado un seguro de decesos, la obligación de pagar los gastos del entierro y el funeral van a recaer directamente sobre los seres queridos del fallecido.

Por lo tanto, si mueres sin estar convenientemente asegurado, tus familiares directos deberán costear todo el sepelio, y no es precisamente un servicio barato, ya que un entierro en España asciende como mínimo a alrededor de 3500 euros.

Además de esta carga económica, has de tener presente que si falleces sin disponer de un seguro de decesos, tus seres queridos deberán afrontar también toda una serie de trámites burocráticos que, en caso contrario, asumiría directamente la compañía aseguradora. Por todo ello, contar con una adecuada póliza de decesos es la mejor manera de evitar a tus allegados y familiares un trago aún más amargo tras tu muerte.

Coberturas de un seguro de decesos

La cobertura de un seguro de decesos está habitualmente compuesta por dos conceptos: el servicio funerario y los trámites administrativos post mortem. Los costes del sepelio comprenden los gastos de entierro o incineración, el féretro o la urna crematoria, el tanatorio, el traslado en coche fúnebre, las esquelas, la lápida o el nicho y las coronas de flores, entre otros.

En cuanto a las gestiones administrativas, estas suelen incluir la licencia de enterramiento o incineración, la inscripción del fallecimiento en el Registro Civil y la obtención del correspondiente certificado de defunción. Otras coberturas adicionales podrían ser el apoyo psicológico a familiares o los traslados y asistencia en viaje.

Equipo Doctor i

Somos un equipo formado por especialistas en el sector de los seguros y los servicios. Con más de 10 años ayudando a nuestros clientes a ahorrar tiempo y dinero. Nuestra intención es facilitar la toma de decisiones a nuestros clientes, dándoles toda la información de forma clara, simple y transparente.