Morir sin seguro de decesos

morir sin seguro de decesos

Suele ser bastante habitual preguntarse qué puede ocurrir al morir sin seguro de decesos, más aún cuando nos mostramos indecisos ante la contratación de dicha póliza. Lo cierto es que las dudas sobre lo que sucedería o los riesgos que supone no tenerla forman parte de esta incertidumbre, por otro lado lógica.

A continuación, vamos a responder a esta pregunta para que tengas claro hasta qué punto te merece o no la pena disponer de un seguro de este tipo. Y para empezar te lanzamos una breve cuestión, ¿sabes qué gastos tendrías que hacer frente en caso de haber fallecido sin seguro de decesos?

¿Qué pasa si no tienes un seguro de decesos?

Básicamente, que tus familiares y herederos tendrían que hacer frente a los gastos asociados a tu defunción. Es una obligación, aunque no estamos hablando de una cuestión moral, sino legal. De hecho, por ley tendrían que afrontar los costes que conlleva el entierro o la incineración del cuerpo, así como el ataúd o la urna para las cenizas y cualquier otra gestión asociada.

El importe de los gastos de defunción difiere de una comunidad autónoma española a otra, pero podemos afirmar que, por regla general, supone un coste elevado. Hacer frente a este tipo de servicios puede suponer un gran sacrificio económico, principalmente cuando las familias no tienen medios suficientes para soportar el cargo.

En este tipo de situaciones, algunos ayuntamientos se prestan a ofrecer ayudas en las tasas del cementerio municipal, algo que no sucede con el resto de los gastos. Incluso es posible que la persona quiera donar su cuerpo a la ciencia y así lo incluya en su testamento, pero en realidad no es tan sencillo porque su cuerpo puede ser rechazado.

Contratar un seguro de decesos puede ser la solución para evitar un escenario tan dramático y la carga económica del entierro. Quien lo contrata está pensando en los suyos, asumiendo un gesto considerado hacia las personas que quiere. Contratar esta póliza conlleva encargarse en vida de estos trámites tan dolorosos, ahorrando a la familia la carga emocional y económica que supondrían.

¿Quién paga el entierro?

Los gastos funerarios deben ser satisfechos por los familiares del finado. Son ellos los que, según el artículo 1894 del Código Civil, tienen la obligación de pagar el coste total del entierro, aunque el fallecido no les haya dejado ningún bien en herencia.

En caso de que en la herencia, con o sin testamento, existieran bienes a repartir entre los diferentes miembros de la familia, los herederos podrían cubrir los gastos asociados al entierro con cargo a dichos bienes. Por otro lado, los gastos abonados podrán descontarse con posterioridad en la liquidación del impuesto de sucesiones, cuyo importe a pagar no está sometido a un gravamen determinado, sino que será proporcional a lo recibido en herencia.

Si los familiares no pueden hacerse cargo de los costes del entierro, en principio, el ayuntamiento se responsabilizará de los gastos del sepelio, aunque después podrá reclamar su importe a los familiares. Estos, por su parte, deberán acreditar que no cuentan con los recursos necesarios. En caso de que no puedan demostrarlo, deberán abonarlo.

Como ya hemos visto, son los familiares son los que están obligados a pagar los gastos del sepelio en primer lugar. A estos les seguirían los herederos y en última posición estarían los servicios sociales del ayuntamiento, en el supuesto de que el fallecido careciera de liquidez. Ahora bien, si el difunto contaba con una póliza de decesos, la compañía aseguradora se situará la primera en la lista para pagar los gastos del funeral de acuerdo a las prestaciones estipuladas en el contrato.

¿Dónde contratar un seguro de decesos?

Un seguro de decesos concede tranquilidad al asegurado frente a su posible fallecimiento. Se trata de un trámite difícil, pero ciertamente recomendable si queremos evitar que la familia asuma el coste total y todo el papeleo administrativo que conlleva un funeral.

Si estás decidido o te gustaría proteger a los tuyos, el comparador de seguros de decesos de Doctor i se encargará de buscar por ti las distintas alternativas que ofrece el mercado, de forma que elijas la que mejor encaje con tu situación personal.

Escoger un seguro de estas características puede parecer complicado aunque necesario para garantizar el bienestar tanto del titular como de los miembros de su familia. No obstante, nuestro comparador te lo pone fácil para que puedas comparar las pólizas entre las principales aseguradoras.

Antes de decidirte, es fundamental que compruebes las coberturas que ofrecen, sus garantías y límites, así como el tipo de prima a pagar. Después podrás proceder a la contratación de la póliza más adecuada para ti e informar a tus familiares sobre tu decisión.

Equipo Doctor i

Somos un equipo formado por especialistas en el sector de los seguros y los servicios. Con más de 10 años ayudando a nuestros clientes a ahorrar tiempo y dinero. Nuestra intención es facilitar la toma de decisiones a nuestros clientes, dándoles toda la información de forma clara, simple y transparente.

Artículos recientes

seguros para scooters baratos
Fraccionar el pago en un seguro de decesos