¿El seguro médico cubre enfermedades preexistentes?

Las enfermedades preexistentes están cubiertas por el seguro de salud

Contar con un seguro médico privado es la opción ideal para proteger la salud, ya que permite acceder a servicios médicos de calidad de forma rápida y cómoda. Pero, en ocasiones, puede darse la circunstancia de que una persona padezca ya una enfermedad. Es entonces cuando surgen diferentes preguntas: ¿Es posible contratar un seguro de seguro de salud? ¿La aseguradora cubrirá las consultas o tratamientos relacionados con dicha enfermedad?

Para que no te quedes con dudas, en este artículo te explicamos si el seguro médico cubre enfermedades preexistentes o no y, en caso de serlo, cuáles permiten contratar una póliza.

¿Qué es la preexistencia en los seguros de salud?

La preexistencia en un seguro médico hace referencia a aquellas enfermedades, patologías o lesiones que tiene una persona antes de contratar una póliza. Esto puede incluir enfermedades crónicas como por ejemplo la diabetes, la hipertensión, el asma o las enfermedades cardíacas.

¿Puedo contratar un seguro médico con una enfermedad preexistente?

Generalmente, los seguros de salud no cubren las enfermedades preexistentes. Esto quiere decir que la persona no podrá acceder a la cobertura o, en caso de poder asegurarse, podrían no quedar cubiertos los gastos relacionados con esa enfermedad o patología. 

No obstante, algunas aseguradoras pueden ofrecer pólizas o coberturas específicas para algunas afecciones médicas diagnosticadas antes de la contratación de la póliza. Dependerá de la compañía y de la modalidad de seguro. En caso de que la aseguradora acepte cubrirla, debes saber que la prima será más elevada.

Ejemplos de enfermedades preexistentes

Es importante que antes de contratar una póliza compruebes que la compañía aseguradora va a cubrir tu patología. Existen enfermedades que son consideradas como preexistentes por las aseguradoras y, en caso de tener alguna, hay que informar a la aseguradora. Aquí te mostramos un listado con algunas de ellas:

  • Cáncer
  • VIH
  • Lupus
  • Epilepsia
  • Diabetes
  • Enfermedades Pulmonares Obstructivas Crónicas (EPOC), como el asma.
  • Insuficiencia cardiaca, renal o hepática (crónicas)
  • Esclerosis múltiple
  • Paraplejia o cuadriplejia
  • Enfermedades o trastornos mentales (esquizofrenia, bipolaridad, depresión, autismo…)
  • Enfermedades neurodegenerativas (Parkinson y Alzheimer)
  • Etc.

La importancia del cuestionario médico al contratar un seguro

Antes de contratar un seguro, tendrás que rellenar un cuestionario de salud. Es aquí donde deberás indicar las enfermedades que te hayan diagnosticado, así como otras lesiones u operaciones quirúrgicas que hayas tenido. Es importante que seas sincero a la hora de declarar tus preexistencias para que la aseguradora pueda conocer y valorar tu situación médica.

Al respecto, cabe destacar que es obligatorio decir la verdad en el cuestionario. Dicho de otro modo, no declarar una enfermedad preexistente en el seguro médico puede traerte consecuencias legales.

Equipo Doctor i

Somos un equipo formado por especialistas en el sector de los seguros y los servicios. Con más de 10 años ayudando a nuestros clientes a ahorrar tiempo y dinero. Nuestra intención es facilitar la toma de decisiones a nuestros clientes, dándoles toda la información de forma clara, simple y transparente.

Artículos recientes

Beneficios de los seguros médicos para niños
Consejos para ahorrar en el seguro de coche