tipos de seguros de salud

¿Qué tipos de seguros de salud existen?

/

Los seguros de salud no son todos homogéneos, sino que los hay de diversos tipos, en función tanto de las coberturas incluidas como del modo de hacerlas efectivas. Resulta por ello fundamental que, si vas a contratar un seguro médico, estudies previamente sus características y optes por aquel que mejor se adapte a tus necesidades específicas.

Entre los diferentes tipos de seguros de salud, algunos de los más populares serían el seguro de cuadro médico, con o sin hospitalización, el seguro de reembolso y el seguro dental. Cada uno de estos tipos dispone de una póliza distinta y abarca diferentes coberturas.

Seguro de cuadro médico

Dentro de los seguros de salud, el más demandado es el de cuadro médico, también denominado habitualmente «seguro de asistencia sanitaria». Si contratas esta clase de póliza, recibirás las prestaciones de servicios médicos y sanitarios que necesites dentro de un cuadro de profesionales y centros concertados de tu compañía aseguradora. Este tipo de seguro incluye generalmente los gastos de consultas médicas, análisis clínicos, pruebas diagnósticas, servicios de urgencias, hospitalización y otros. Una de las ventajas de este seguro es que puedes elegir tanto el médico como el centro hospitalario al que quieras acudir, siempre que esté dentro del listado que te proporcione la compañía.

Este seguro puede ser, a su vez, sin copago o con copago. Si el seguro es sin copago, podrás acceder, sin ningún tipo de límite, a todos los servicios sanitarios incluidos en tu póliza a cambio del pago de una cuota (normalmente mensual), sin ningún otro desembolso adicional. Por el contrario, si contratas un seguro de salud con copago, tendrás que asumir una parte del coste de la consulta, tratamiento o prueba que recibas. Obviamente, la prima de un seguro sin copago es mayor que la de otro con copago.

Seguro médico sin hospitalización

Un seguro médico sin hospitalización vendría a ser una variedad de seguro de asistencia sanitaria en el que, como su propio nombre indica, no vendría incluida la cobertura de hospitalización. Su prima es lógicamente más barata, ya que la póliza no cubriría ni la hospitalización ni las cirugías que requieran de esta.

Seguro médico de reembolso

Dentro de los distintos tipos de seguros médicos, existe también el de reembolso de gastos. Esta modalidad no te da acceso a ningún cuadro médico concreto, sino que serás tú quien elija el médico y centro hospitalario en cada caso, así como quien deberá abonar el coste de la consulta, para que después la aseguradora te reembolse el importe acordado en la póliza.

Seguro mixto

El denominado «seguro mixto» vendría a ser una mezcla del seguro de cuadro médico y el de reembolso. En esta modalidad, la aseguradora te brinda un seguro sin copagos con un determinado cuadro médico, al que podrás acudir si así lo deseas; pero, al mismo tiempo, te permite visitar facultativos y centros ajenos a dicho cuadro médico, en cuyo caso la compañía te reembolsará el importe que hayas tenido que abonar, con los limites que vengan fijados en la póliza.

Seguro dental

Este tipo de seguro puedes contratarlo de manera individual o dentro de una póliza de salud completa. Por regla general, los seguros dentales se caracterizan por incluir algunos tratamientos en su totalidad, como pueden ser extracciones de piezas o limpiezas de boca. Sin embargo, otros tratamientos solo se cubren de manera parcial, de forma que una parte de ellos correrá a tu cargo mediante un sistema de copago.